Argentina a la caza de su primer LAAC

PLAYA DEL CARMEN, México – A principios de esta semana, le preguntaron al argentino Mateo Fernández de Oliveira en una conferencia de prensa por qué su país –que ha mostrado regularmente uno de los mejores juegos en el Latin America Amateur Championship (LAAC)— todavía no ha logrado conquistar la victoria en la principal competición amateur de la región.

Fernández, de 20 años, que cursa su primer año en la Universidad Texas Christian y participa en su tercer LAAC, habló de la experiencia, las oportunidades y la importancia de tener un poco de suerte. A continuación, se encogió de hombros y dijo: “Creo que uno de nosotros va a ganar pronto”.

Podría tener razón. Los argentinos ocupan cuatro de los 15 primeros puestos y seis de los 25 primeros puestos de la clasificación de cara a la última ronda del domingo en El Camaleón Golf Club de Mayakoba, y tienen ciertamente posibilidades de ganar. Abel Gallegos, un muchacho de 17 años considerado el mejor juvenil de Argentina en 2019, comenzará en la mejor posición: acumula un resultado de par, a dos golpes del líder, el colombiano José Vega (-2).

Gallegos viene bien acompañado. Horacio Carbonetti (octavo), Segundo Olivo Pinto (duodécimo), Andy Schönbaum (empatado en el puesto 14), Jesús Montenegro (empatado en el puesto 18) y Fernández (empatado en el puesto 24) también pueden luchar por la victoria.

Tres de los mejores argentinos en El Camaleón –Carbonetti, Schönbaum y Oliva Pinto—provienen de Córdoba, de donde surgieron estrellas del golf profesional como Ángel Cabrera y Eduardo Romero. En esta ocasión, ese trío espera poder destacar con luz propia.

“Solo necesitas una buena semana”, dijo Carbonetti en referencia a las actuaciones de Jaime López Rivarola (empatado tercero en 2018) y Alejandro Tosti (empatado tercero en 2016). “Estuvieron cerca de la victoria. Por lo menos, este año tenemos muchos jugadores arriba”.

Argentina tiene reservado un lugar especial en la historia del LAAC, ya que su asociación de golf desempeño un papel esencial en el lanzamiento del torneo y acogió la edición inaugural en Pilar Golf de Buenos Aires en 2015. Mark Lawrie, que fue durante mucho tiempo director de la Asociación Argentina de Golf antes de asumir el cargo de director de la R&A para América Latina y el Caribe, dijo: “Los jugadores argentinos han infundido energía al campeonato desde sus comienzos”. “En parte debido a la tradición, siempre se concentraron en desempeñarse lo mejor posible, y puede que se hayan puesto demasiada presión”, agregó.

Parece que la presión no es un problema para Gallegos, cuyo tamaño imponente y buen toque lo han convertido, en palabras de Lawrie, en un “gran proyecto de jugador con una enorme potencia”. Gallegos terminó en el sexto puesto en el Junior Orange Bowl a principios de este mes y es muy consciente de las expectativas alrededor tanto de él como de su país en el LAAC, pero se niega a que le afecte.

“Tengo en mente la posibilidad de ganar y me importa, pero mi verdadero objetivo es divertirme hasta el final”, dijo. “Hay un gran número de buenos jugadores en Argentina y solo necesitamos tocar la tecla adecuada (en el LAAC). Así es el golf”, agregó.

Prev
Next