Mejora mucho el ritmo de juego en Casa de Campo con las nuevas reglas

Por Ron Driscoll y Juan Luis Guillén

Las nuevas reglas del golf entraron en vigor el 1 de enero y, para la mayoría de los participantes en el quinto Latin America Amateur Championship, fue la primera vez que jugaban una competición con estas reglas. Gracias a una combinación de previsión y otros factores, el estreno en el LAAC fue un éxito clamoroso en términos del ritmo de juego.

“Cuando jugamos en este campo de Casa de Campo en 2016, solo hubo un grupo en toda la semana que terminó su ronda en menos de 4 horas y 40 minutos”, dijo Tommy Tangtiphaiboontana, director de torneos internacionales de la Asociación de Golf de Estados Unidos (USGA). “Este año, el ritmo medio de juego de todos los participantes no ha pasado 4 h y 40 min”.

Por ejemplo, la duración promedio de la segunda ronda en 2016 fue de 4 horas y 52 minutos. Los 108 participantes en 2019 fueron 19 minutos más rápido, con un tiempo promedio de 4 h 33 min en el caso  de los grupos de tres jugadores del viernes. Ese día, el grupo más rápido completó su ronda en 4 h 16 min.

Desde su creación en 2015, este torneo, que ofrece el premio más importante para un amateur latinoamericano, se celebra mediante la colaboración de la R&A, con sede en Escocia, la USGA y la Masters Tournament Foundation. Grant Moir, el director de reglas de la R&A, señaló que el seminario de reglas para jugadores y árbitros celebrado antes de la competición fue uno de los factores que contribuyeron a la mejora del ritmo de juego.

“Espero que la reunión sirviera para reforzar muchos conceptos”, dijo Moir, que impartió el seminario junto con Thomas Pagel de la USGA. “También nos dio la oportunidad de hablar un poco sobre este campo de golf y sus opciones específicas. Y si son conscientes de ellas, no necesitan llamar a un árbitro porque pueden proceder por su cuenta”.

Los datos son reconfortantes para Moir y Tangtiphaiboontana, que observaron algunos indicios positivos mientras recorrían el campo observando el juego durante toda la semana.

“Diría que los jugadores han adoptado nuestras orientaciones sobre el ritmo de juego y el ready golf, que ahora forma parte de las nuevas reglas”, señaló Moir. “La configuración diaria del campo fue excelente, y el clima fue algo más bondadoso, con menos vientos y lluvias que en 2016”.

Las nuevas reglas incluyen recortar el tiempo para la búsqueda de una bola perdida de 5 a 3 minutos, y Moir observa otras ventajas.

“La nueva regla sobre el asta de la bandera y el nuevo procedimiento para dropar hacen el juego más rápido”, dijo Moir. “Como comité de competición también hemos gestionado el campo un poco mejor, en términos de entender cuáles podrían ser las áreas problemáticas. Hemos podido minimizar esos problemas rápidamente y eficazmente”.

A pesar de la drástica mejora con respecto a 2016, sigue habiendo margen de mejora.

“El ritmo de juego ha sido bueno esta semana”, dijo Moir. “Pero esto no significa que todos los participantes han jugado tan rápido como deberían. Nuestros árbitros y supervisores itinerantes han tenido que animar a algunos grupos para lograr estos tiempos. Sin embargo, lo que es especialmente alentador es que, cuando los grupos han perdido su posición, la gran mayoría han recuperado el tiempo en dos o tres hoyos. Han colaborado con nosotros para resolver el problema y no se puede pedir más”.

Los árbitros procuran aliviar la presión de las reglas porque entienden que los jugadores están intentando lograr una victoria que les va a cambiar la vida.

“Nos damos cuenta de que van a tomarse su tiempo porque están jugando por un gran premio”, dijo Moir. “Va a haber golpes en los que van a tomarse su tiempo. Pero, mientras su grupo esté en una buena posición, podemos darles ese tiempo para esos golpes”.

Los árbitros latinoamericanos que han supervisado esta edición del LAAC también están satisfechos. “No ha habido ningún problema con el ajuste a las nuevas reglas. Ha sido una sorpresa positiva”, comentó Francisco Rivera, un puertorriqueño asesor de la USGA.

Para Delia Nava, experta en reglas mexicana y miembro del Comité de Mujeres de la USGA, la clave ha estado en el interés y la buena disposición de los jugadores. “Los jugadores han estado muy interesados en las nuevas reglas y muy precavidos para no cometer errores”, señaló.

Nava y Rivera, con la asistencia de Gina Mendoza, de la Federación Mexicana de Golf, van a impartir el primer seminario de reglas en español en Estados Unidos, que se celebrará en marzo en Miami, Florida.

“Es la primera vez en la historia que se hace un seminario en español para la comunidad latina en Estados Unidos y sus territorios”, dijo Francisco Rivera de este primer taller de reglas con “un enfoque y una invitación abierta a toda la comunidad latina”.

Según Nava, “el primer seminario en español tiene mucha importancia porque hay muchísima gente de habla hispana en Estados Unidos”.

Prev
Next